La Valse de la Crise en Europe: En Espagne, depuis la crise économique sur 3 jeunes un a perdu l'Emploi!

 

La Valse de la crise economique....

 

Valsons...

 

La crise économique et financière est en train de tuer l'Europe!

 

Vive la Finance, les grands Holdings internationaux, le Foot aves

des suites payées au prix le plus fort!

Hola!

 

La crise...

 

En Espagne depuis le début de la crise économique, un jeune sur trois

a perdu son emploi!

 

 

 Son gouvernement est si génial qu'il prépare des contrats inédits avec

en cas de licenciement le travailleur aurait l'équivalent à trente jours

de travail!

 

Il veut aider les entreprises. Oui, il le faut. mais pas au mépris de ceux qui y travaillent!

Rosario Duarte da costa

04/06/2010

 

 

 

Uno de cada tres jóvenes ha perdido su empleo desde el inicio de la crisis económica

En el periodo, el número de jóvenes parados se ha duplicado hasta los 1,6 millones  |  Oliver cree que los jóvenes abandonan el mercado y se ponen a estudiar

EDUARDO MAGALLÓN | Barcelona | 04/06/2010 | Actualizada a las 00:33h | Economía

El colectivo de jóvenes de entre 16 y 29 años es el que se ha llevado la peor parte de la crisis. Según un estudio de Manpower elaborado por el catedrático de Economía Aplicada de la UAB, Josep Oliver, en los últimos tres años la ocupación entre los jóvenes se ha reducido un 32% frente a la caída del 3,5% en la población de 30 a 64 años. En concreto, el número de jóvenes parados se ha duplicado en el periodo: de 841.000 parados a 1,6 millones.

Las bonificaciones a la contratación serán para los jóvenes

Una de las claves de la reforma laboral que aprobará el Gobierno el día 16 serán las ayudas para la contratación de los jóvenes. Todos los interlocutores son conscientes de que hay que habilitar de forma urgente ayudas para favorecer la contratación de este colectivo, cuya tasa de paro dobla la europea.

La primera medida es destinar la mayor parte de los recursos para subvencionar la contratación de los colectivos más desfavorecidos (mujeres, discapacitados y mayores de 45 años) sólo para los jóvenes (entre 18 y 24 años). En el 2010 se destinaron 2.850 millones a estas subvenciones. Las ayudas irían destinadas a la contratación de jóvenes de forma indefinida y transformar contratos en prácticas en indefinidos. Trabajo ofrece asumir parte del coste del despido en los nuevos contratos.

Además, se ha propuesto un contrato especial. Se propone fomentar los contratos de formación aumentando de 21 a 24 años la edad límite para acogerse a los mismos. La empresa deberá habilitar horas para que los jóvenes puedan culminar su formación. Los expertos de Trabajo ven en este contrato una oportunidad para hacer frente al problema ocasionado por el fracaso escolar. Los nuevos contratos tendrían un salario inicial del 85% del salario mínimo, estarán totalmente exentos de la obligación de cotizar y generarán derecho a cobrar el paro. En el segundo año de vigencia el salario no podrá ser inferior al salario mínimo.

En las últimas reuniones la patronal propuso prolongar estos contratos hasta los 30 años, opción que fue rechazada rotundamente por los sindicatos, que lo consideran una vía para mantener la precariedad. / M.D.-V.


MÁS INFORMACIÓN

Los datos se han calculado entre el tercer trimestre del 2007 y el primero de este año. Oliver explicó ayer que, en el colectivo de jóvenes, más de 800.000 engrosaban las listas del paro y otros 700.000 abandonaban el mercado laboral o dejaban de buscar trabajo. El resultado final es que el número de empleos perdidos entre los jóvenes es de casi 1,6 millones (caída del 32%), mientras que en el caso de los mayores de 30 años la caída del número de empleos es de sólo 540.000 (descenso del 3,5%). Las cifras son resultado de una lectura atenta de la Encuesta de Población Activa (EPA) en la que se observa el aumento de los parados jóvenes y una reducción de la población activa (trabajadores en activo y personas que buscan empleo).

Una parte de la caída de la población activa obedece a que un importante segmento de jóvenes se ha matriculado en diferentes centros educativos para formarse aprovechando la crisis. La situación podía haber sido peor de no ser por la entrada de inmigrantes. En los últimos 14 años se ha reducido casi un millón el número de jóvenes nativos, mientras que ha crecido 1,2 millones el número de personas de entre 16 y 29 de origen inmigrante. Pese a esa entrada de extranjeros, en el 2009 había 7,9 millones de jóvenes frente a 9,1 del 1994.

Oliver señala que otra de las posibles explicaciones es que en España está más aceptado que en caso de recorte de empleo se empiece por los jóvenes antes que con los adultos cabeza de familia. La sociedad entiende que las "redes familiares de resistencia" pueden ayudar al joven a salir del apuro mejor que al cabeza de familia, precisa. Por esa misma razón, Oliver desconfía que una reforma laboral pueda cambiar esta tendencia.

El efecto combinado en los jóvenes de aumento del número de parados y caída de la población activa ha dejado la tasa de desempleo en el 32%. La de los mayores de 30 es del 17%, mientras la media está en el 20%. Oliver señala ayer que este fenómeno no es exclusivo de España.

Oliver destacó ayer que, en los últimos meses, otro elemento preocupante es "el peso cada vez mayor de los parados de larga duración". El catedrático, que dijo que este fenómeno afecta por igual a jóvenes y adultos, demuestra que "la gente que entra en el paro es incapaz de salir". Oliver añadió que "cuanto más tiempo se pasa fuera del mercado laboral, más se tarda en volver". Según el estudio, en el primer trimestre del año más del 25% de los parados llevaban entre uno y dos años en paro.

 

 

 

 

 

El Gobierno quiere impulsar el contrato con despido de 33 días de indemnización.-  El borrador que prepara el Ejecutivo incluye la posibilidad de que el empresario pueda alegar mala situación económica de la empresa para que un despido sea procedente

 

 

El Gobierno pretende impulsar el contrato con despido de 33 días de indemnización

El borrador que prepara el Ejecutivo incluye la posibilidad de que el empresario pueda alegar mala situación económica de la empresa para que un despido sea procedente

03/06/2010 | Actualizada a las 19:21h | Economía

MADRID. (EUROPA PRESS) El Gobierno prevé ampliar la utilización del contrato de fomento del empleo, con una indemnización por despido de 33 días, y contempla además facilitar los despidos en caso de que la empresa alegue estar atravesando una mala situación económica, supuesto en el que se considerarían procedentes y la indemnización se reduciría a veinte días.

Así se recoge en el documento sobre la reforma laboral que proyecta aprobar el Gobierno el próximo día 16 de junio en caso de que los agentes sociales no alcancen antes un acuerdo, según informó una emisora de radio de ámbito nacional.

En virtud de lo que recoge el documento, se reconocería como procedente un despido en caso de que la empresa alegue estar atravesando una mala situación económica, convirtiendo en ley algunas de las sentencias del Tribunal Supremo sobre esta materia.

En estos casos, la indemnización se reduciría de 45 a 20 días. Asimismo, el texto del Ejecutivo contempla ampliar la utilización del contrato de fomento del empleo. Este contrato surgió en 1997 del acuerdo entre Gobierno, patronal y sindicatos, es indefinido y cuenta con 33 días de indemnización por despido en lugar de los habituales 45. Hasta ahora, este contrato no se le podía aplicar a hombres de entre 30 y 45 años de edad con menos de medio año en el paro.

El Gobierno pretende que se pueda realizar contratos de este tipo a este colectivo a partir de los tres meses sin empleo. Además, todo contrato temporal podrá convertirse en uno de fomento sin límite de fecha. La reforma laboral que prepara el Gobierno incluye también medidas para atajar la temporalidad. Así, propone limitar a un máximo de dos años la utilización del contrato por obra e incrementar la indemnización por despido en contratos de subcontratación, actualmente de ocho días, para desincentivar su uso. Además, el documento del Ejecutivo recoge la 'importación' de los denominados modelo alemán y del modelo austriaco.

Modelo austriaco y alemán

En virtud del primero, las empresas que rebajen su actividad y producción para adaptarse a una caída de la demanda de sus productos, podrán reducir el número de horas de trabajo de sus empleados, en vez de despedirlos. Los trabajadores verán compensado su salario con una prestación que abonará el Estado.

De su lado, el modelo austriaco de indemnización por despido consiste en constituir un fondo a partir de aportaciones de las empresas con el fin de que cubra ocho de los 33 días de indemnización.

En caso de despido, los trabajadores podrían recuperarlo o llevarlo a otra empresa. Además, el texto de reforma laboral que prepara el Gobierno incluye que las agencias privadas de colocación (ETT) pueden ampliar los sectores en los que operan y contempla un plan de empleo juvenil, reestructurando las bonificaciones con que las empresa cuentan para contratarles.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció ayer miércoles que el Consejo de Ministros aprobará la reforma laboral el próximo miércoles 16 de junio haya o no acuerdo con sindicatos y empresarios.

Ayer concluyó sin acuerdo la última reunión, si bien Gobierno e interlocutores sociales se comprometieron a mantener "contactos permanentes" con vistas al próximo encuentro, previsto para el próximo 9 de junio.