12/11/2010: DOSSIER "Maroc": Sahara Occidental!Une parabole Saharahui!

Thé au sahara Galerie photo

www.casafree.com

 

 

Voici un courrier que j'ai reçu aujourd'hui, d'un "vieil ami",

ancien soldat español en service dans cette région du nord

Afrique!

Ce courrier qui m'est personnel, je me permets de l'introduire

ici, comme témoignage d'une époque où, déjà, le peuple du

Sahara était poursuivi survivant dans des camps de fortune, au

gré des vents et des politiques en cours!

Alors, au moment où, notre civilisation se prétend modernissime,

il faudrait dire pourquoi on se tait, au vu de telles situations

d'exploit de civilisations encore aujourd'hui!

Pardonne-moi mon ami, d'avoir utilisé ton courrier qui nous est

personnel mais, il est très important de savoir que nous ne parlons

pas du Maroc, sans connaître la situation éternalle du Sahara!

Rosario Duarte da Costa

 Copyright

11/11/2010

  

 

 

 

Amiga Rosário,
  
Como habrás visto, te he enviado algunas informaciones sobre el Sáhara
Occidental ex-español, escenario de mi servicio militar (desde finales de
septiembre de 1970 al 1º de noviembre de 1971), ocupado por Marruecos
a finales de 1975, cuando Franco agonizaba y el Sultán Hassan II aprovechó l
a oportunidad para organizar la Marcha Verde y forzar la retirada militar
española sin cumplir las obligaciones internacionales de España en cuanto a la autodeterminación del territorio.  
 
Ya ves que, aparte de la "espera sin esperanza" de los saharauis que sobreviven
en los campos de refugiados de la hamada argelina de Tinduf, ha estallado la "intifada" entre los saharauis que se quedaron en el territorio amenazados de minorización por el asentemiento de colonos marroquíes, especialmente en la
capital, El Aaiún (escrito "Laâyoune" en la grafía francesa del Sultanato ocupante), escenario que fue (entonces en paz...) de mi mili; como el tema ya ha prescrito
y no me van a aplicar el Código de Justicia Militar vigente en 1971, puedo decir
que en el Juzgado Militar territorial del Sáhara, "my office" de entonces, llevamos
la instrucción judicial de una causa contra el precedente del Polisario, y tuve la oportunidad de avisar a amigos nativos de la gente implicada para que pudieran ponerse a salvo.
 
Después de la mili seguí en contacto con los saharauis Uleida Erguibi (de familia
local acomodada de comerciantes, luego del Polisario en Argel; su padre pasó
a Las Palmas, donde abrió un bazar, y falleció hace poco) y Marabbi Ahamedlabeid, amigo del anterior y esclavo de condición (la esclavitud existía entre los nativos,
y la Administración española "la ignoraba" sin combatirla; se aplicaba la "Xeraa"
o Sharia, derecho islámico, pero las sentencias indígenas tenían que ser
homologadas por el juez territorial español para su validez, y obviamente no homologaba las que implicaban reconocimiento de la esclavitud o castigos
corporales tipo lapidación, etc.); este "esclavo" huyó en 1975 y se instaló en
Suecia, concretamente en Hudiksvall, al norte de Estocolmo, donde ejerció de
taxista y tuvo tres hijos, dos de una primera mujer finlandesa y otro de una
sueca, con la que ahora viven como jubilados suecos en Mijas-Costa, Costa del
Sol, y donde han abierto un negocio de lavandería para hoteles que al parecer les
va bien según recientes noticias por e-mail. El apellido "..." significa "EL ESCLAVO
de Ahamed" y es negro - "abeid" misma palabra que esclavo en el árabe dialectal hassanía del Sáhara -, descendiente de los que los traficantes árabes compraban
en la cuenca del río Senegal a cambio de la sal de la Sebkha de Um Debaa - Salinar
de la Leona - de la Saguia el Hamra - Acequia Roja -: aún conocí a un anciano e influyete kaíd Salah que en el decenio de 1930 todavía participó en esas
"expediciones comerciales" al Sahel para avituallarse de esclavos...
  
Con la amistad del "viejo soldado colonial"...
  
= FG ()


 http://www.elmundo.es/elmundo/2010/11/10/internacional/1289376077.html
 

 

EL MUNDO.es, 11 noviembre 2010

 

RELATOS | Vidas.zip

Una parábola saharaui

Disturbios en El Aaiun, esta semana. | Efe
Disturbios en El Aaiun, esta semana. | Efe

Madrid / Actualizado jueves 11/11/2010 11:36 horas

 
Roberto se desayuna una mañana más con las noticias que vienen del Sáhara. En El Aaiún las fuerzas de seguridad marroquíes han repartido estopa para hacer frente a la Intifada lanzada por los saharauis. Roberto desearía ser uno de esos que pueden inclinarse sin problemas del lado correcto y llenarse la boca de rotundos adjetivos. No le importaría poder salir a decir que le parece (como de hecho le parece) una vergüenza que se cargue contra mujeres y niños (incluso si se cree que se los utiliza como escudos) y que los marroquíes pierden toda la credibilidad democrática cuando impiden a la prensa levantar testimonio de lo que están haciendo.
  
También sería mucho más cómodo si Roberto fuera norteamericano o francés. En ese caso, y si tuviera allí el mismo oficio que desempeña en Madrid, le bastaría con mirar a otro lado y recordar que hay intereses nacionales superiores que exigen apoyar a Mohamed VI, aunque la cague, y olvidarse de los saharauis, irrelevantes peones de la Historia.
  
Pero Roberto no trabaja en el Quai d'Orsay gabacho ni en el departamento de Estado yanqui. Nació en Murcia y trabaja en el Ministerio de Asuntos Exteriores, en un negociado que debe surtir de argumentos a la ministra para tomar posición en medio del fregado. Roberto cree que España debe pronunciarse, condenar lo que está pasando y exigir que cese, pero de modo que no empeore aún más las cosas y sin desatender sus numerosos intereses en conflicto. Y por más que lo intenta, el joven diplomático no encuentra la solución a su endiablado sudoku.
  
Las mismas noticias lee Esmeralda en el bar de oficiales de su unidad, en Melilla. Cada vez que se calienta el Sáhara, la temperatura se transmite a la raya de la ciudad española enclavada en el Rif. Esmeralda, 26 años, es militar vocacional, y asume los riesgos de su oficio. Siempre que hay una de éstas, se pregunta qué pasará si un mal día la calentura sube de más y acaba teniendo que apostarse con su blindado en la raya de Beni-Enzar. Los viejos del lugar le cuentan que no es algo descabellado: que cuando la crisis del Perejil hubo que ir a reforzar las Chafarinas y relevar a los soldados musulmanes, que se negaban a combatir contra sus primos del otro lado de la frontera. En fin, preocuparse de antemano no sirve de nada, se dice Esmeralda. Si llega, habrá que ajustarse las trinchas, clavarse el chaleco y tomar posición, y que sea lo que Dios quiera.
  
Gustavo se toma su café, una mañana más, en su despacho acristalado en Madrid. Ha leído la prensa y ha dejado un par de comentarios en unos blogs de apoyo al Polisario que sigue y agita con regularidad. Hay que manifestarse contra la embajada, aplicar sanciones a Marruecos, amenazar al moro con que si no deja de cometer atropellos y no entrega el Sáhara ya le vamos a bloquear los puertos y si hace falta a darle leña, como cuando lo del islote. Después de escribir todo esto, Gustavo se siente mejor. Él no es un tibio, ni se desentiende de los oprimidos. A él se la pela la CIA, los franceses, los contubernios con Mohamed. Él es puro, y le canta las cuarenta al lucero del alba. Por internet, o en una manifestación en Madrid ante la Policía española.
  
De él no saldrá ninguna solución que acabe aliviando la suerte de los desterrados a Tinduf, o la de los oprimidos y ahora perseguidos en El Aaiún. Tampoco, por edad, se pondrá un uniforme si se cumplen sus deseos belicosos y llega la leña. Sólo sirve para dar voces. Los actores del drama, mal que le pese a su afán de notoriedad, serán Roberto o Esmeralda. Toda historia, también las amargas, precisa de un héroe a la altura.


---------- ---------- ---------- ---------- ---------- ----------

Miércoles, 10 de noviembre de 2010

Marruecos admite que hay 163 detenidos
El Polisario denuncia que hay cadáveres tirados en las calles en El Aaiún
Asegura que en la capital del Sáhara Occidental se vive 'una
situación de terror'

Efe

Asegura que en la capital del Sáhara Occidental se vive
"una situación de terror" y que están apareciendo
cuerpos degollados.

Los datos que provienen del conflicto del Sáhara Occidental son
cada vez peores. El Frente Polisario ha asegurado que son ya al
menos 19 los muertos saharauis por los sucesos en El Aaiún y ha
denunciado que la capital del Sáhara Occidental vive una
"situación de terror" en la que los agentes marroquíes abandonan
los cadáveres en las calles para sembrar el pánico entre la
población.El ministro saharaui de Exteriores, Mohamed Uld Salek,
afirmó que en los barrios con mayor presencia saharaui de la
ciudad "están apareciendo cuerpos degollados y cadáveres con
impactos de bala, algunos de ellos de niños" a los que "resulta
muy difícil identificar". Todo ello se produce después de que el
Ejército marroquí desmantelase por la fuerza el campamento de
protesta de los saharauis de 'Gdeim Izik', lo que provocó
enfrentamientos con la población."La televisión marroquí muestra
imágenes aparentemente en calma de las zonas de colonos, pero en
los barrios saharauis los marroquíes matan a la gente y la dejan
tirada en la calles, es algo auténticamente terrorífico que
recuerda a lo que hizo (Augusto) Pinochet en Chile", dijo el
ministro.Uld Salek aseguró además que "los militares y policías
marroquíes queman cualquier coche saharaui que encuentran a su
paso para despojarles de su medio de transporte, especialmente
los antiguos Land Rover, todo un símbolo que sustituyó al
camello de los nómadas".Asimismo, denunció que "decenas de
policías de paisano y colonos marroquíes armados con cuchillos y
palos allanan las viviendas saharauis, golpean a la gente y se
llevan a muchas personas sin saber adonde". Numerosos
desaparecidosLas autoridades marroquíes han anunciado
oficialmente que ya hay 163 detenidos. "Después de los
acontecimientos en el campamento, hay 163 detenidos. No hay
ninguna desaparición contrariamente a lo que se ha dicho", ha
declarado Mohamed Dkhissi, el prefecto de la Policía de El
Aaiún, a la agencia France Presse.Mohamed Uld Salek aseveró que
"mucha gente se encuentra desaparecida", algunos porque huyeron
tras la entrada de las fuerzas marroquíes en el campamento de
protesta de 'Gdeim Izik', donde les quitaron sus teléfonos
móviles y de los que no se tiene ninguna noticia."Esperamos que
el Consejo de Seguridad adopte una posición clara y contundente
condenando los hechos y enviando urgentemente una misión de
investigación a la zona", manifestó el dirigente saharaui, que
demandó también a la Misión de Naciones Unidas para el
Referéndum en el Sahara Occidental (MINURSO) que informe
detalladamente sobre lo que está sucediendo.Por su parte, el
Ministerio saharaui de los Territorios Ocupados ha confirmado
hoy que los cadáveres de ocho civiles saharauis, entre ellos un
niño de siete años, han sido encontrados a orillas del río
Saguia el Hamra y en diferentes barrios de El Aaiún.Dos de los
cuerpos presentaban impactos de bala y otro las huellas de haber
sido aplastado por un vehículo durante la entrada al campamento
de Gdeim Izik, según un comunicado de este departamento.El niño
fue encontrado en el barrio de Duerat de El Aaiún y murió "a
causa de la violencia de las milicias de colonos dirigidas por
la Policía y las agresiones que ejecutan tras los allanamientos
de viviendas saharauis", señala la nota.El Gobierno saharaui ha
cifrado los heridos saharauis en 723 y en más de 150 las
personas todavía desaparecidas.El conflicto se desató el pasado
lunes cuando el Ejército marroquí desmanteló por la fuerza el
campamento de protesta de 'Gdeim Izik' en el que unos 25.000
saharauis vivían en 7.500 jaimas para demandar una mejora de sus
condiciones de vida. Tras el desalojo, la población saharaui
salió a la calle para protestar y protagonizó duros
enfrentamientos con el Ejército marroquí.El campamento saharaui
se levantó hace más de tres semanas. Sus reivindicaciones eran
socioeconómicas, aunque muchos de sus habitantes no escondían
sus vínculos con la causa saharaui. Hasta el lunes, el momento
de máxima tensión se produjo el pasado 24 de octubre cuando un
joven saharaui, de 14 años, murió a tiros del Ejército marroquí
cuando intentaba acceder al campamento.

---------- ---------- ---------- ---------- ---------- ----------

(c) 2010, elmundo.es (http://www.elmundo.es/)

 

 


 

EL MUNDO.es - miércoles 10/11/2010 11:57 horas

El Gobierno de Zapatero admite por vez primera la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara

  • Las medidas sobre el campamento 'son parte del núcleo duro de la soberanía'
  • Jáuregui se limita a hablar de 'preocupación' por los hechos sucedidos
  • Desmiente que Jiménez supiera que el asalto se iba a producir

Marisa Cruz | Madrid

Actualizado miércoles 10/11/2010 11:57 horas
 
El Gobierno español ha evitado condenar el asalto del campamento saharui de las afueras de El Aaiún por las fuerzas de seguridad marroquíes escudándose en que aún no conoce datos precisos del asunto. Pero, además, el Ejecutivo de Zapatero se ha prestado a reconocer, por primera vez, la soberanía del régimen de Rabat sobre el territorio de su antigua colonia.
  
Lo ha hecho expresamente el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, quien al ser interpelado sobre el caso en sede parlamentaria ha llegado a asegurar que las autoridades marroquíes decidieron "restringir" el acceso al campamento saharaui a periodistas occidentales y diputados de los más diversos partidos políticos, y poco se pudo hacer para evitarlo porque esa decisión, según Jáuregui, "forma parte del núcleo duro de la soberanía de un país".
  
El ministro de la Presidencia ha insistido en los argumentos que dio a primera hora de la mañana durante las preguntas de control al Gobierno, a las que respondió ante la ausencia de la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez. En este sentido, ha evitado nuevamente condenar los hechos. Se ha limitado a lamentar la existencia de víctimas con las que ha asegurado sentirse solidario. Ha recalcado que España desea incrementar la cooperación que presta al pueblo saharaui y ha vuelto a insistir en que el asunto forma parte de la agenda internacional y no de la bilateral entre españa y Marruecos.
  
El ministro de la Presidencia sí aprovechó en el Congreso para desmentir rotundamente la información publicada hoy según la cual la titular de Exteriores fue informada la pasada semana por su homólogo marroquí, Taieb Fassi Fihri, de que el campamento iba a ser asaltado.

  

153 comentarios.- Anónimo 10.Nov.2010 | 12:51. Si llega a pasar eso mismo en israel hubieran protestado energicamente. Como le gustan a este gobierno las dictaduras.

 

 

LA VANGUARDIA.es, 10 noviembre 2010
  
  
SAHARA OCCIDENTAL. TENSIÓN EN EL AAIÚN

El Polisario acusa a España de "echar agua al fuego" prendido por Marruecos

"Nos hubiera gustado que España hubiera realzado el tono, la voz, para por lo menos venir en defensa de esta población", lamentó la representante Saharaui ante la ONU, Amhed Bujari

 
 
 
 
10/11/2010 | Actualizada a las 09:50h | Internacional
  

Madrid. (Europa Press).-

 

El representante de la autoconstituida República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y del Frente Polisario ante la ONU, Amhed Bujari, lamentó este miércoles que el Gobierno español haya optado por "echar agua al fuego provocado por Marruecos" tras el reciente asalto militar y policial al campamento de protesta de El Aaiún. Asimismo, reconoció que la delegación saharaui se planteó su retirada del encuentro informal de Manhasset, pero decidió acudir para "mantener abierta la perspectiva pacífica".

  

overlay
Batalla campal en El Aaiún Vídeo: Resistencia Saharaui / Foto: Thawra
  Salek, califica el "acto de barbarie" y demanda una intervención urgente del Consejo de Seguridad de la ONU. La ministra española de Exteriores, Trinidad Jiménez, pide "calma y contención" a Marruecos y el Polisario.
"La postura del Gobierno español ha sido muy rezagada, incluso respecto a la francesa, que es aliado de Marruecos", afirmó Bujari, en declaraciones a una emisora nacional. "Nos hubiera gustado que España hubiera realzado el tono, la voz, para por lo menos venir en defensa de esta población", manifestó.

Según el representante saharaui, el ministro de Asuntos Exteriores francés, Bernard Kouchner, "declaró que lo que hizo Marruecos en Sáhara fue muy grave, pero yo no he oído ningún término, ningún calificativo por parte de la diplomacia española, que ha jugado a echarle agua al fuego provocado por Marruecos contra los saharauis", prosiguió.

A juicio de Bujari, la ofensiva marroquí del pasado lunes contra el campamento de protesta de las afueras de El Aaiún y su posterior intervención en las calles de la capital del Sáhara Occidental demuestran "que Marruecos no quiere una solución definitiva del conflicto". "Espero que los acontecimientos hagan que la diplomacia española y francesa revisen una posición que, hasta ahora, no ayudaba a la paz", declaró.

El representante del Polisario afirmó que la ofensiva marroquí "fue un acto deliberado que tuvo dos objetivos: medir la serenidad del Polisario y medir también hasta qué punto este proceso de negociación iba a resistir un asalto de esta forma". "No oculto que hemos pensado en no asistir a esta reunión ante estas circunstancias, pero se sopesó el hecho de que Naciones Unidas hubiera invitado al Polisario a venir y aprovechar esta circunstancia para mantener abierta la perspectiva pacífica", prosiguió. "La vía diplomática no debe ser cerrada mientras haya algunas perspectivas para evitar soluciones pro activas que no sean pacíficas", agregó.

"El asalto y la brutalidad con que las fuerzas marroquíes se han exhibido contra una población civil ha dañado muchísimo la credibilidad y el pretigio internacional del país y ha realzado, en cierta manera, la larga lucha y resistencia del pueblo saharaui por algo justo", aseveró.

35 años de conflicto
El pueblo saharaui y el marroquí llevan 35 años sin encontrar una solución al conflicto que se inició después de que España, país colonizador, abandonó el control del Sáhara, un pueblo que rechaza pertenecer a Marruecos. Rabat sostiene que la única solución realista al conflicto es su propuesta de conceder la autonomía al territorio y se niega a conversar sobre cualquier otra alternativa, mientras que el Polisario insiste en la celebración de un referéndum que incluya la independencia
 
EVOLUCIÓN DE LOS ACONTECIMIENTOS
 
 Un mes de tensiones en el campamento saharahui de Agdam Izik. Esta es la cronología de los hechos desde que empezó la sublevación en el campamento de Agdaym Izik, por la agencia EFE: 

10 octubre: Entre 10.000 y 20.000 personas se instalan en una zona desértica cerca de El Aaiún y denuncian la vulneración de sus derechos sociales, sobre todo el acceso al trabajo y a la vivienda.

24 octubre: Muere un adolescente saharaui de 14 años, Nayem Elgarhi, por disparos de la policía marroquí cuando intentaba cruzar en coche uno de los controles marroquíes instalados en torno al campamento.

28 octubre: El ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Taib Fassi Fihri, dice que las negociaciones con los representantes del campamento de protesta saharaui están en su "etapa decisiva".

4 noviembre: El Frente Polisario denuncia que el campamento está "sitiado" y niega que exista diálogo entre los coordinadores de la protesta y el Gobierno de Rabat.

5 noviembre: Dos periodistas españoles son agredidos en una sala del Tribunal de Primera Instancia de Ain Sbaa (Casablanca), donde cubrían un juicio contra siete activistas saharauis. Los agredidos son Antonio Parreño, corresponsal de Televisión Española (TVE) y Eduardo Marín, de la Cadena SER.

6 noviembre: El rey Mohamed VI de Marruecos en un discurso con motivo del 35 aniversario de la Marcha Verde advierte de que "no tolerará ninguna violación, alteración o puesta en duda de la marroquinidad" de la parte del Sáhara Occidental al este del muro marroquí, una zona controlada militarmente por el Frente Polisario.

7 noviembre: El Frente Polisaro califica el discurso del rey Mohamed VI de "guerrero" y de "grave amenaza" contra la paz y la seguridad. Decenas de jóvenes saharauis protestan en las calles de El Aaiún con barricadas y hogueras.

8 noviembre: Militares y policías marroquíes intervienen con cañones de agua, gases lacrimógenos y porras en el campamento. l ministro de Asuntos Exteriores saharaui, Mohamed Uld